• No products in the cart.

Diabetes y COVID-19.

Guadalupe Herrera Estrada, Nutrióloga

Si bien las personas con diabetes y las personas sanas corren el mismo riesgo de enfermar por síndrome respiratorio agudo (SARS), la enfermedad respiratoria provocada por el COVID-19. Las personas con diabetes pueden presentar mayores complicaciones frente a la enfermedad además de tener tres veces mayor probabilidad de morir si no tiene un control adecuado.

Los pacientes con diabetes son población vulnerable pues su condición predispone un sistema inmunológico deprimido a consecuencia de una respuesta inflamatoria provocada por la misma enfermedad.

¿Por qué las personas que viven con Diabetes u obesidad presentan mayor
susceptibilidad a complicaciones?

La inflamación es una respuesta natural del propio organismo qué ayuda a prevenir daños en los tejidos. En enfermedades como la diabetes, las dislipidemia (colesterol y triglicéridos elevados) y la obesidad, esta respuesta es silenciosa y representa un estado inflamatorio no visible.

Aunque no solamente las personas con diabetes pueden presentar esta condición, existen personas delgadas con inflamación subclínica crónica, circunstancia que limita la capacidad del sistema inmunitario para hacer frente a la infección porque la capacidad del organismo para atacar al agente patógeno está comprometida. Por otro lado, las personas que viven con diabetes generalmente tienen sobrepeso, esto limita la capacidad pulmonar.

Lo anterior es preocupante, pero dentro de los puntos positivos que nos deja la pandemia, es que ha frenado el ritmo vertiginoso de la sociedad que nunca para y nos ha obligado a permanecer en casa, siendo una oportunidad para recordar lo que realmente es importante en la vida.

Vivir con Diabetes, no significa enfermar por COVID-19 pues existen diferentes factores de riesgo y cada organismo enfrenta de manera diferente al virus, lo que si está en nuestras manos es mantener un control adecuado en Diabetes y fortalecer nuestra salud a través de hábitos saludables, a continuación algunos tips.

Planea los menús, considera los gustos de la familia, el presupuesto, sigue los siguientes consejos:

  • Revisa la alacena y el congelador, seguro hay alimentos de tiempo atrás y es momento de aprovecharlos.
  • Incluye los tres grupos de alimentos en cada tiempo de comida.
  • Usa hierbas de olor, como cilantro, perejil, epazote, albahaca, romero complementan el sabor de los guisados y los hace más apetecibles.
  • Puedes preparar solo dos días los platillos para toda la semana (dos o tres sopas y tres guisados), y solo al momento preparar la ensalada fresca.

Organiza tu lista de alimentos  saludables:

  • Verduras y frutas frescas de temporada
  • Carnes: pollo, res, ternera, cerdo
  • Leguminosas ( habas, lentejas, frijoles, garbanzos)
  • Tortillas de maíz, hojuelas de avena, amaranto
  • Huevo
  • Yogurt y leche sin azúcar
  • Quesos (panela, requesón, oaxaca, mozzarella fresco)
  • Filetes de pescado congelados sin aderezos y sin empanizar
  • Evita alimentos altos en calorías (galletas, pasteles, refrescos, botanas, pan dulce) así no tendrás tentaciones a la mano

Compra, cocina y congela lo que te sobre:

  • Continúa con una rutina de horarios de comida, de esta manera controlas tu apetito, será más fácil identificar cuando tienes hambre.
  • Compra en tiendas locales: carne de  res, ternera o cerdo, pollo, así apoyas los negocios de tu comunidad.
  • Prepara guisados  en salsas de jitomate, tomate, caldo, caldillo.
  • Utiliza recetas diferentes y originales, esto que ayuda a mantenerte creativa y de buen ánimo.
  • Lo que te sobre porciona y congela, ahorras tiempo en tu día y evitarás desperdicio.

Actívate:

  • Te ayuda a controlar, estrés, ansiedad y antojos
  • Descarga aplicaciones para hacer ejercicio en casa
  • Salta la cuerda  con tu familia, arma retos
  • Baila al ritmo de tu música favorita
  • Visita canales de youtube, muchos ofrecen rutinas de yoga o clases
  • Toma agua, te ayuda a concentrarte
  • Hidrátate con agua natural
  • Si te sientes abrumada, tomate un respiro y prepara una infusión fría o caliente, endulzada con Svetia.

Este es un buen momento para involucrar a todos los miembros de la familia en la cocina. Asigna actividades de acuerdo a la edad de cada uno de ellos; los pequeños pueden lavar verduras, poner manteles y mezclar preparaciones, como agua de limón endulza con Svetia; los niños de más edad, jóvenes y adultos, pueden ayudar en la preparación y poco a poco hay que invitarlos a que ellos mismos diseñen y preparen el menú para la familia y como todo en la vida, con un poco de práctica, el resultado será cada vez mejor.

Recuerda lo importante es cuidarte y qué mejor aprovechar este tiempo en casa, para fortalecer hábitos saludables y disminuir el riesgo de contraer COVID-19.

Comments

comments

Sorry, the comment form is closed at this time.