• No products in the cart.

Dime qué edad tienes y te diré qué deporte debes hacer

Muchos piensan que el objetivo del ejercicio físico es tener un cuerpazo.

En realidad una actividad física adecuada sólo persigue la salud del cuerpo, el bienestar mental y reducir el riesgo de enfermedades asociadas al sedentarismo.

La edad no debe ser una excusa para no estar activo y seguir teniendo los beneficios de hacer ejercicio.

Ahora bien, te decimos qué deporte es mejor para practicar según la edad que tienes.

De 17 a 40 años

  • Objetivo: mantener la masa magra muscular, que se empieza a perder a partir del inicio de la edad adulta, lo que afecta también a articulaciones y huesos.
    • Conservar la flexibilidad.
  • Actividades posibles: 
    • ejercicios de alta intensidad.
    • trabajo específico de fuerza con peso y calistenia.
    • yoga y otras actividades que ayuden a mantener la flexibilidad.
  • Frecuencia: semanalmente, 150 minutos de actividad física moderada o 75 de actividad vigorosa, o una combinación equivalente de ambas, distribuidos a lo largo de toda la semana.
  • Más dos días al menos de actividades de fortalecimiento muscular.
  • Claves: el inicio de la edad adulta es el momento de consolidar hábitos de regularidad en la actividad física para prevenir enfermedades como:
    • la osteoporosis.
    • la diabetes.
    • la hipertensión.
    • el cáncer de mama o colon.
    • el colesterol o ciertas cardiopatías.
    • el estrés, la depresión o el insomnio.

De 40 a 65 años

  • Objetivo: mantener la masa magra muscular y la densidad ósea, así como la flexibilidad.
  • Actividades posibles: pon más atención a las actividades como natación, ciclismo, baile, aquagym, pilates o yoga.
    • Con independencia de ello, el trabajo muscular debe potenciarse para prevenir lesiones articulatorias.
  • Frecuencia: semanalmente, 150 minutos de actividad física moderada o 75 de actividad vigorosa, o una combinación equivalente de ambas, distribuidos a lo largo de toda la semana,
  • Más dos días al menos de actividades de fortalecimiento muscular.
  • Claves: no importa si hace años que no se practica deporte o nunca se ha hecho, siempre se está a tiempo de empezar;
    • Sólo hay que tener en cuenta la condición física de cada persona, su historia deportiva y el principio de progresividad.
    • Los beneficios se notarán enseguida.
    • Muy importante: los estiramientos, siempre necesarios antes y después del ejercicio, son imprescindibles desde ahora.

A partir de 65 años

  • Objetivo: para evitar caídas y preservar la autonomía personal, hay que añadir ejercicios encaminados a la mejora del equilibrio y el mantenimiento de la movilidad a los de conservación de la masa ósea y muscular y la flexibilidad.
  • Actividades posibles:
    • caminar
    • baile
    • ciclismo si no está contraindicado
    • yoga, tai-chi
    • siempre trabajo de fuerza –calistenia mientras se pueda y, cuando no, en gimnasio con máquinas.
    • La natación gana protagonismo al reducir el impacto articular.
  • Frecuencia: hay que mantener las actividades de la franja de edad anterior y sumarles, al menos tres días en semana.
  • Claves: la pérdida de masa muscular asociada a la mayor edad produce una reducción del metabolismo que suele causar obesidad, dado que muchas personas tienden a no modificar las pautas alimentarias y aumentar el sedentarismo.
    • Mantener la actividad física ayuda a conservar la masa magra y con ello el gasto metabólico, lo que redunda en menos necesidad de reducir la ingesta de calorías.

 

Comments

comments

Sorry, the comment form is closed at this time.