• No products in the cart.

Estilo de vida saludable y prevención de Cáncer de mama

Octubre es un mes donde se fomenta la conciencia nacional sobre la prevención de cáncer de mama;  momento perfecto para recordar que, a través de hábitos saludables y actividad física constante,  podemos disminuir el riesgo.

No existe garantía de que un estilo de vida saludable te proteja totalmente contra el cáncer de mama; ya que su origen es multifactorial. Un estilo de vida saludable disminuye el riesgo de desarrollarlo y aumenta las probabilidades de recuperación.

Todos somos vulnerables a desarrollar cáncer de mama. Sin embargo, las mujeres poseen un riesgo mayor. Aunque no se puede controlar algunos factores de riesgo como antecedentes familiares, mutaciones genéticas, inicio de la menstruación y menopausia, el peso está estrechamente relacionado con el riesgo de cáncer de mama, por ello, es importante mantener un peso saludable.

A continuación algunos tips para disminuir el riesgo de cáncer:
  1. Incluye diariamente frutas y verduras en tu alimentación, pues estos son ricos en antioxidantes, los cuales disminuyen el riesgo de cáncer.
  2. Disminuye tu consumo de alimentos altos en azúcares  y grasas como galletas, pan dulce, pastelillos, botanas y papas fritas, así será más fácil mantener un peso saludable
  3. Prefiere agua en lugar de refrescos o jugos, pues estos son ricos en azúcares, elige  agua natural  o prepara agua de Jamaica natural o limón, endúlzala con Svetia.
  4. Desayuna. Recuerda que puedes preparar alimentos muy sencillos como licuados o smoothies con leche descremada o yogurt natural de zarzamoras, fresas, avena o amaranto natural endulzados con Svetia.
  5. Modera tu consumo de alcohol.
  6. Evita el fumar. El tabaquismo eleva el riesgo de cáncer
  7. La actividad física constante, te ayuda a mantener un peso saludable y disminuyen tus factores de riesgo. Recuerda que el mejor ejercicio es el que disfrutas, mejora tu ánimo y peso
  8. Algunas frutas, verduras, cereales y leguminosas, poseen más antioxidantes  entre ellos:
  • Crucíferos: Brócoli, coliflor, coles de Bruselas, col, berza y col rizada.
  • Hojas: Espinacas, berros, acelgas.
  • Frutas: Cítricos, frutos del bosque, cerezas, granada.
  • Cereales integrales: Avena, cebada, centeno.
  • Leguminosas: Soya y derivados (tofu, edamames)

Recuerda que los hábitos saludables para la vida, si son posibles. Empieza con pequeños cambios como incluir más frutas y verduras; anímate a probar nuevos sabores, esta es la manera más sencilla y económica para disminuir el riesgo de padecer cáncer, en especial el de mama.

 

Comments

comments

Sorry, the comment form is closed at this time.