• No products in the cart.

¡Comienza a cocinar ya! Seguridad en la cocina

Ya casi estamos listos para entrar en confianza a la cocina, ya conocimos cuáles son los aditamentos básicos para tu cocina, ya conocimos la terminología básica de la cocina, aprendimos cómo proteger tus utensilios de cocina, y ya aprendimos cuáles son los condimentos básicos y cómo utilizarlos. Nos acercamos al final de esta serie y en esta ocasión vamos a aprender un poco sobre la seguridad en la cocina.

Tener en cuenta estas medidas de seguridad nos permitirán cocinar con tranquilidad y evitar accidentes para ti y tus seres queridos.

Medidas de seguridad generales:
  • Evita caídas. En caso de derrames, sin importar si es sólido o líquido, limpia de inmediato.
  • Utiliza calzado con agarre durante la cocina. En la medida de lo posible dile “No” a las sandalias, pantuflas, etc.
  • Habla con los niños. Hazles saber que la cocina no es un lugar para jugar y menos si estás cocinando. Jamás dejes a los niños sin atención a la hora de cocinar.
  • En caso de utilizar una freidora o manipular aceite caliente, aleja fuentes de agua, tanto salpicaduras como alimentos congelados. Esto ocasionará que el aceite salte y provocar quemaduras severas.
  • Manténte alerta de tu entorno. Asegúrate de tener el espacio suficiente para colocar ollas, ingredientes, etc.
  • Nunca dejes sartenes sin atención.
  • Cuando cocines, asegúrate que tu atención esté fija en ello.
Medidas para utilizar la estufa:
  • Aleja los mangos de la sartén u ollas del alcance de los niños y evita derrames de líquido caliente. Imagina que tu utensilio es un reloj; nunca coloques el mango en la posición 6:00. Dependiendo del lado de la hornilla, lo ideal es colocar el mango en las posiciones 3:00 y 9:00.
  • Procura colocar las ollas con líquido caliente en la parte de atrás de la estufa. Los sartenes de preferencia van adelante para poder manipular con facilidad.
  • Asegúrate que las hornillas estén encendidas en cada momento, una fuga de gas puede ser muy peligrosa.
  • Si tus utensilios son completamente de metal, recuerda utilizar guantes o mitones de cocina. Los trapos no son recomendados para sujetar, ya que pueden tener aberturas que pueden quemarte. Elige de preferencia utensilios con mango de baquelita o madera.
  • Si llegas a tener una fuga de gas, mantén una ventilación constante. Corta la corriente eléctrica de las habitaciones contiguas y llama a los bomberos. Los plomeros pueden ser de utilidad una vez que esté cortado el suministro de gas.
  • Apaga las hornillas que no estén siendo utilizadas. Si llega a haber un derrame, puedes apagar la llama y no darte cuenta de la fuga de gas.
  • Recuerda no utilizar ropa holgada que se pueda incendiar o tirar tus utensilios. En la medida de lo posible cocina con un mandil.
  • Degustar los alimentos es útil para saber si necesitan mayor cocción o condimentos. Antes de dar un bocado, asegúrate que el alimento esté a una temperatura segura. Si estás probando alimentos fritos jamás los degustes directamente de la sartén.
  • No acerques la cara a las ollas o sartenes calientes. Puede haber alguna burbuja reventando o saltar un alimento y ocasionarte serias quemaduras.
  • Ten un extinguidor a la mano. Si alguno de los alimentos llega a incendiarse, jamás lo intentes apagar con un trapo ni  lo lleves al fregadero. El agua puede empeorar las cosas. Si consideras seguro coloca una tapa encima de la sartén para extinguir las llamas. Ante la duda, el extinguidor es tu mejor aliado.
Medidas para utilizar el horno:
  • Para encender el horno, hazlo desde la temperatura más baja, esto evitará una llamarada. Una vez encendido, con confianza podrás regular la temperatura.
  • Como con la estufa, es muy importante manipular los recipientes con guantes o mitones.
  • En el momento de abrir el horno, no lo hagas de frente, el calor puede resultar en quemaduras. Ábrelo de lado y mantén fuera de la cocina a niños y mascotas.
  • Mantén lubricadas las charolas del horno para poder introducir y mover con facilidad.
  • Asegúrate de que la salida del gas esté correctamente calibrada. Esto también aplica para la estufa en general.
Medidas para utilizar cuchillos:
  • Mantén tus cuchillos perfectamente afilados. El uso de cuchillos romos puede resultar peligroso ya que dificulta la maniobrabilidad del mismo.
  • No extiendas la hoja del cuchillo fuera del área de trabajo. Mucho menos señales objetos o personas con el cuchillo.
  • Siempre es importante utilizar una tabla de cortar adecuada para que el alimento no resbale.
  • Para rebanar, pincha con un tenedor para tener un punto de sujeción. Corta en dirección opuesta a tu cuerpo. De preferencia rebana ubicándote del lado del alimento a cortar.
  • Mantén alejados los cuchillos del borde de la cocina.
Medidas para utilizar utensilios eléctricos:
  • Es muy importante que los utensilios estén alejados de fuentes de agua para prevenir descargas eléctricas.
  • Si desconoces cómo utilizar un aparato, consigue asesoría antes de operarlo.
  • Asegúrate de que los utensilios con tapa estén perfectamente cubiertos durante su uso.
  • Con las batidoras, asegúrate de que las varillas estén perfectamente colocadas.
  • Asegúrate de limpiar perfectamente el utensilio al terminar. Si tiene piezas desmontables, una vez limpias, colócalas correctamente. Si no, asegúrate de que esté completamente frío y limpia con una pequeña brocha.

Con esta guía, cocinar será un placer y siempre tendrás la certeza de estar en un ambiente seguro. Recuerda: ¡La seguridad es tu amiga!

 

Comments

comments

Sorry, the comment form is closed at this time.