• No products in the cart.

Cuidados de tus utensilios de cocina

Para garantizar que nuestros utensilios de cocina nos servirán por mucho tiempo, es importante que tengamos en cuenta los cuidados que debemos tener con ellos. Es por ello te en esta ocasión te damos algunos consejos para que puedas cuidarlos al máximo.

Cuchillos:

Los cuchillos son parte fundamental de tu cocina, por lo que es importante darles un mantenimiento continuo. No tenerlo afilado puede, además de dificultar.

Es importante que tengamos dentro de nuestra cocina una chaira, esto nos permitirá tener el filo de nuestros cuchillos de forma recta. En esta imagen podrás ver cómo utilizarla:

Del mismo modo será importante contar con un afilador. Ya sea uno de cerámica o una piedra afiladora, es conveniente utilizarla una vez que la chaira no reestablezca del todo el filo de nuestros cuchillos.

Ollas y Sartenes de acero inoxidable:

Al utilizarlos por primera vez, es importante que los laves con agua tibia y jabón para trastos. Secar perfectamente a mano con un trapo de algodón para no dejar rayones. Tampoco utilizar fibras ni estropajos de metal al lavarlos sino una esponja o un cepillo de cerdas suaves.

No utilizar espátulas de metal al manejar los alimentos, esto también puede ocasionar rayones.

Si se te quema algún alimento, antes de lavarlo, ponlo a remojar. Hierve esa agua por 10 minutos y lavar con normalidad una vez frío.

Si se te desborda algún alimento, antes de volver a poner en el fuego, asegúrate de que esté perfectamente limpio.

Evita las manchas blancas poniendo a hervir un chorrito de vinagre con agua y lavando con un jabón suave.

Ollas y Sartenes de Hierro:

Antes de cocinar, cubrirlo con una ligera capa de aceite vegetal, este se aplica con una servilleta.

Estos no se lavan con jabón bajo ninguna circunstancia. Una vez que terminemos de cocinar tenemos que dejarlos enfriar ya que lavar los utensilios calientes pueden deformarlos.

Se limpian con un cepillo de cerdas duras y agua caliente. Lo secamos perfectamente con un paño suave y antes de guardarlo de nueva cuenta aplicamos una fina capa de aceite vegetal.

Moldes de silicona:

Antes de su primer uso hay que lavarlos con agua tibia y jabón. Los secamos y posteriormente les aplicamos una fina capa de aceite, igual que con los utensilios de hierro. Esto se hace solamente antes de su primer uso.

Después de usarlo, los lavamos con una esponja y un jabón suave. Los secamos con un paño preferentemente de microfibra.

Utensilios de Madera:

Estos deben lavarse inmediatamente después de su uso con una esponja suave. Secarse a profundidad para evitar que la humedad los penetre. No hacerlo así generará hongos que lo dañarán irreversiblemente y podrían ser dañinos para tu salud.

Del mismo modo no se recomienda dejarlos en remojo mucho tiempo.

En caso de manchas, el limón será tu mejor aliado. Pásales una mitad de limón y deja actuar unos minutos. Posteriormente los puedes lavar con agua tibia.

Si se secan y agrietan, te recomendamos pasarle una fina capa de aceite de oliva para hidratarlos.

 

 

 

 

Comments

comments

Sorry, the comment form is closed at this time.