• No products in the cart.

Día Mundial de la Salud

La Organización Mundial de la Salud designó el 7 de abril como el Día Mundial de la Salud. Este año la campaña pide a los líderes mundiales que tomen medidas concretas para aumentar la salud de todas las personas. Esto significa garantizar que todas las personas, en cualquier lugar, puedan tener acceso a servicios de salud esenciales y de calidad.

Los gobiernos están obligados a promover la salud entre la población, pero nosotros ¿qué podemos hacer por nuestra salud? ¿Cuidamos realmente nuestra salud? La OMS define como salud como un estado de completo bienestar físico, mental y social y no solamente como la ausencia de enfermedad.

De ahí la importancia de los hábitos saludables para la vida. En ocasiones acudimos a los servicios de salud cuando ya tenemos una enfermedad. También es nuestra responsabilidad buscar ese bienestar integral a través de una alimentación sana, hidratación adecuada, actividad física constante.

Con estas pequeñas acciones prevenimos la obesidad y enfermedades relacionadas como la diabetes y la hipertensión. A continuación algunos tips:

  1. Desayuna antes de salir de casa es la mejor opción. Rendirás más en la escuela o en el trabajo y no pasarás toda la mañana pensando en comida o buscando golosinas. Programa tus desayunos, puedes llevarte algo preparado de tu casa.
    • Licuado o smoothie con leche y fruta  congelada de temporada, endulza con Svetia.
    • Fruta picada con yogurt natural, endúlzalo con Svetia y agrégale un puño de nueces
  2. A la hora de la comida, busca un menú que incluya todos los grupos de alimentos.
    • Prefiere agua simple en lugar de refrescos o jugos o pide una limonada mineral y endulza con Svetia.
    • Prefiere alimentos cocinados a la plancha, a la mexicana, caldillo, en lugar de alimentos fritos o empalizados.
    • Acompaña tus platillos con guarnición de verduras al vapor o a la parrilla
  3. A la hora del antojo, prefiere semillas como almendras o nueces naturales. También incluye fruta fresca o prepara un frappé con fruta natural y endulza con Svetia.
  4. Sigue horarios de comida regulares, es decir desayuna, come y cena. Incluye refrigerios a media mañana o tarde. Esto te ayudará a moderar tu apetito y mantener un peso más saludable.
  5. Organiza un menú semanal que incluya todos los grupos de alimentos. Si programas tus compras, será más fácil y económico preparar tus desayunos o cenas en casa. No hay pretexto para no comer rico y sano
  6. Hidrátate. Recuerda el agua es esencial para tu cuerpo, mejora tu rendimiento y concentración en la escuela y el trabajo. Llévate una botella de agua de tu casa y si tienes oportunidad rellénala, así consumirás líquidos todo el día.
  7. Muévete más. Aprovecha todos los momentos del día para moverte:
    • Utiliza las escaleras y olvídate de las escaleras eléctricas.
    • Si no tienes tiempo de hacer ejercicio, carga en una bolsa tus tenis y sal a caminar 10 minutos después de comer.
    • Si tus horarios de trabajo son complicados y no te permiten ejercitarte de lunes a viernes, busca actividades extra el fin de semana como son caminar y andar en bici.
  8. Modera tu consumo de alcohol.
  9. Incluye más fibra en tu alimentación, a través de frutas, verduras, leguminosas, esto te ayudará a mantener mayor saciedad entre las comidas y favorece tu salud digestiva.
  10. Respeta tu sueño, ahora se sabe que si duermes de 8 a 9 horas, es más fácil mantener un peso más saludable, pues cuando no duermes lo suficiente andas de mal humor e incrementas tu apetito, en especial aumenta tu antojo, por alimentos dulces y altos en grasa.
Si realizas cambios graduales en tu estilo de vida es mucho más fácil, prevenir y controlar enfermedades ¡Haz consciencia de qué comes y cuándo lo haces! Siempre es tiempo de mejorar tu alimentación y por ende cuidar de tu salud, no solo los gobiernos son responsables.

 

Comments

comments

Sorry, the comment form is closed at this time.