Guadalupe Herrera Estrada, Nutrióloga

Octubre es reconocido como el mes de la lucha contra el cáncer de mama a nivel internacional, el cáncer de mama es una enfermedad multifactorial sin embargo, se ha demostrado que alimentos ricos en antioxidantes protegen a las células y fortalece el sistema inmunológico, lo que disminuye el riesgo a desarrollar cáncer.
Los antioxidantes se encuentran de forma natural en los alimentos no solo disminuyen la degeneración celular, también disminuyen el envejecimiento prematuro y favorecen la salud cardiovascular. A continuación algunos ejemplos:

La vitamina C es un micronutrimento que se encuentra en la mayoría de las verduras y frutas crudas, una de las mejores fuentes de esta vitamina es la guayaba.

Los carotenoides son responsables del color rojo intenso de frutas y verduras. La evidencia científica sugiere que protegen del daño oxidativo de las células. Entre los más comunes se encuentran:

  • Betacarotenos: son sustancias precursoras de la vitamina A, los encontramos en vegetales de color naranja y amarillo brillante como la papaya, el melón, el mango, la zanahoria, el durazno, los pimientos. Mientras más intenso sea el color, mayor es el contenido de betacaroteno.
  • Licopeno: Es un pigmento rojo brillante responsable del color de las sandías, jitomates, guayabas, toronjas, papaya, zanahorias, espárragos, col morada, pimientos rojos, cilantro y perejil.
  • Luteína y zeaxantina: dietas ricas en estos componentes están asociados con un menor riesgo de cáncer de mama en las mujeres premenopáusicas. Sus principales fuentes: col rizada, espinacas, nabos, calabaza, calabaza, paprika, frutas de pulpa amarilla y aguacate.

El cáncer de mama es curable si se detecta a tiempo. Si bien los alimentos y la salud van de la mano, factores como genética y estilo de vida influyen directamente en la salud de las personas, a continuación algunas recomendaciones para prevenir el desarrollo de cáncer:

  1. Realiza actividad física regularmente, por lo menos 30 minutos diariamente
  2. Incluye en tu alimentación diaria frutas y verduras de temporada
  3. Hidrátate, prepara agua de sabor con flores de jamaica, limón, endulzada con Svetia.
  4. Modera el consumo de embutidos y alimentos altos en grasa
  5. Modera el consumo de alcohol y tabaco
  6. Disminuye tu consumo de azúcar, prepara postres sencillos con frutas frescas y Svetia.
  7. Autoexplora tus senos una vez al mes y realiza anualmente una mastografía después de cumplir los 40 años de edad.

Need Help? Chat with us