Guadalupe Herrera Estrada, Nutrióloga

Viajamos por muchas razones e incluso por trabajo, pero cuando lo hacemos, pocas veces continuamos con una alimentación sana, pues comemos la primera opción que tenemos durante el camino ¿Consideras lo que comes durante una junta o viaje de trabajo? ¿o lo que consumes antes de abordar un avión? ¿organizas alguna pausa para comer durante el viaje? En ocasiones estas elecciones están en función de la disponibilidad de alimentos y de los antojos, comer por aburrimiento o estrés o cambios de horario, puede ocasionar que comas más de lo que necesitas y te sientas incómodo durante tu viaje.

Ya sea que viajes solo o con los compañeros de trabajo, a continuación, te
mencionamos algunos tips para que te sientas mejor y tomes decisiones más
saludables en torno a la comida:

  • Bebe agua simple, te ayuda a tener una adecuada digestión y a mantenerte hidratado, bebe tragos pequeños cada hora. El aire acondicionado del avión o autobús te deshidrata, reseca las mucosas y piel, por ello es importante atender tu hidratación.
  • Snacks nutritivos, procura llevar contigo alimentos que te aporten proteínas, hidratos de carbono y fibra, estos nutrimentos te ayudan a mantenerte alerta y a sentir saciedad durante el camino. Lleva porciones pequeñas en bolsas individuales, por ejemplo: nueces, almendras, cacahuates, uvas, frambuesas, blueberry, chabacanos, tiras de jícama o pepino.
  • Recuerda siempre lavar tus manos, antes de comer o manipular alimentos. Cuando no tengas jabón o agua a la mano, puedes optar por gel antibacterial y toallitas húmedas.
  • En tu pausa para comer, elige platillos sencillos con menos grasa y condimentos, acompáñalos de una guarnición de verduras o sopa con verduras, así reduces el riesgo de indigestión y demás molestias estomacales.
  • Durante tu pausa para comer, ordena bebidas sin endulzar, prefiere limonadas naturales sin jarabe, o té helado, puedes endulzarlas con un sobrecito de Svetia®, que siempre puedes traer contigo.
  • En la medida de lo posible, camina durante tus traslados, esto ayuda a mejorar tu digestión y disminuye el estrés.
  • Recuerda que viajar por trabajo no es sinónimo de alejarte de tus buenos hábitos, haz un espacio en tu agenda para comer e hidratarte, esto ayudará a concentrarte y mejorar tu rendimiento, pues tu salud es igual de importante que los pendientes de trabajo.

Need Help? Chat with us