• No products in the cart.

¿Cómo bajarle a tu ingesta de azúcar?

Si queremos disminuir la cantidad de azúcar en nuestra dieta, es importante hacerlo poco a poco para que nuestro paladar se vaya acostumbrando.

Por ejemplo, si ponemos 2 terrones de azúcar en el café, es poco probable que toleremos el café sin azucarar.

Pero podemos probar a poner un solo terrón y, cuando nos hayamos acostumbrado, podríamos pasar a tomar el café sin azucarar.

Se recomienda no cortar con el azúcar de forma radical e ir disminuyendo paulatinamente el azúcar para acostumbrar al gusto.

Puedes ir cambiando el azúcar regular por alguno de la familia METCO: Svetia, Sweet Cero, Azúcar BC, DB Sugar.

Lo más sencillo es disminuir la cantidad de azúcar que añadimos a algunos productos (café, infusiones, yogures, etc.) y limitar el consumo de bebidas azucaradas.

Estas bebidas suponen un aporte elevado de azúcares simples que tomamos sin darnos prácticamente cuenta.

Los últimos estudios indican que esto también es aplicable a los jugos naturales, que deberían ser sustituidos por la fruta entera.

Por ejemplo: es preferible tomar una naranja que un jugo de naranja, por muy natural que sea.

Respecto a los yogures u otros productos azucarados, aconseja comprar el producto sin azucarar y añadir la cantidad de azúcar con sustitutos como Azúcar BC, Svetia, Sweet Cero, DB Sugar.

De este modo, seremos conscientes de la cantidad que añadimos y podemos ir poco a poco reduciendo esta cantidad.

Otro aspecto que hay que tener en cuenta, es reducir el consumo de otros alimentos ricos en azúcar como los bollos o dulces, las mermeladas o los lácteos con alto contenido de azúcares (como batidos industriales).

Así podremos conseguir que el aporte de azúcares provenga únicamente de forma natural en los alimentos como las frutas y las verduras.

Las cuales es preferible consumir de forma entera y no en jugos.

Hay que evitar platos precocinados y tratar de no ingerir bollos y repostería en general.

Es mejor hacerla casera y consumirla de forma ocasional.

¡Atento a las etiquetas!

La importancia de aprender a leer bien las etiquetas.

Ya que muchas veces nos somos conscientes del azúcar que llevan los alimentos y creemos que el exceso de azúcar se limita únicamente a los dulces.

No tenemos en cuenta su presencia en, por ejemplo, aderezos como la salsa de soya o el ketchup.

En la etiqueta de un alimento figuran dos datos: la información nutricional y la lista de ingredientes.

Cuando nos fijamos en la información nutricional de un alimento se nos indica tanto los hidratos de carbono como los azúcares, pero no se hace distinción sobre si estos azúcares se encuentran presentes de forma natural, o son azúcares añadidos por el fabricante.

Por lo que nos tenemos que fijar en la lista de ingredientes para saber si se ha añadido o no.

Es recomendable buscar de dónde vienen esos azúcares.

Es mejor que provengan de la miel o de la sacarosa. Conviene evitar el aspartame, sorbitol, acesulfamo K o el jarabe de glucosa-fructosa.

Recuerda hacer el cambio de poco en poco y procurando hacer el reemplazo por el edulcorante que se adapte mejor a tu estilo de vida.

Comments

comments

Sorry, the comment form is closed at this time.